Recargar.com.ar contacto@recargar.com.ar
Como recargar pilas

Como recargar pilas

Siempre ha sido un dolor de cabeza y un costo económico el desgaste de las pilas, es decir, que las mismas tienen un período de duración establecido, siendo necesario cambiarlas para poder seguir usando el equipo.

En años anteriores, a las pilas había que botarlas una vez cumplían su vida útil, es decir, cuando se descargaban, sin embargo, en la actualidad, existen pilas desechables que aparentemente son “no recargables” y pilas recargables.

Aquí te diremos algunos métodos que puedes utilizar para darle nueva vida a tus pilas.

Recarga de Pilas No Recargables o Desechables

Este tipo de pilas son aquellas que aparentemente no pueden ser recargadas y que al agotarse su carga tendríamos que botar.

Existen algunos métodos que podemos utilizar para alargar la vida de nuestras pilas “desechables”, en este caso te daremos dos de ellos:

Recargar pilas desechables mediante el uso del calor

Para esto solo se requiere que tengamos acceso directo a la luz solar. Es un método ideal para cuando nos encontramos en algún sitio fuera de casa.

Procedimiento

  • En primer lugar, ubicaremos un sitio donde, al colocar la pila, incida directamente la luz solar sobre su carga positiva.
  • Si la temperatura es la adecuada, alrededor de 30 °C, se le sumará a las pilas gastadas, aproximadamente 2 horas de vida más.
  • Este método se puede aplicar incluso a nuestro reloj, en caso que la pila se descargue cuando estamos alejados del sitio donde las venden.

 Recargar las pilas mediante el uso del frío (en el congelador)

La función de las temperaturas bajas, es contribuir a la condensación de la carga correspondiente a la pila.

A diferencia del método del calor, el tiempo de vida conseguido, no es tan alto como con aquél, solo se logrará sumar unos minutos de vida extra a la pila; lo cual puede servir, cuando se trata de situaciones urgentes.

Procedimiento

  • El primer paso es, envolver la pila en papel absorbente, y sobre este, colocar papel de aluminio, esto con la finalidad que no se vea afectada por la humedad.
  • Colocaremos la(s) pila(s) dentro del congelador.
  • Debemos dejar la(s) pila(s) bastante tiempo, el mayor posible.
  • Las sacamos del congelador y procedemos a retirar el papel de aluminio únicamente.
  • Es preciso esperar unos cuantos minutos, dejando que el papel absorbente elimine cualquier vestigio de humedad.
  • Colocamos la(s) pila(s) de nuevo, las cuales deberán funcionar unos minutos.

Carga de pilas recargables

Las pilas recargables han sido elaboradas con la premisa de que puedan ser recargadas de forma continua cuando se agotan.

Procedimiento

  • Se requiere de un cargador ya sea solar, similar al que empleamos para cargar la batería de nuestro celular, o conectadas al ordenador mediante un puerto USB.
  • El cargador debe ser conectado a la corriente, y de este modo, el flujo de energía eléctrico recarga la(s) pila(s) y puede(n) ser usada(s) nuevamente.
  • Para poder recargarlas, debemos estar seguros que las mismas han agotado su carga completamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *